Los recientes cambios en la legislación norteamericana en materia de seguridad alimentaria han llevado aparejados nuevos requerimientos para la exportación de productos agroalimentarios a los Estados Unidos. La regulación en materia de seguridad alimentaria en vigor en Estados Unidos es la Ley de Modernización de la Inocuidad de los Alimentos, FSMA en inglés, de la FDA.  En este enlace puedes encontrar la información oficial de la FDA en español. Esta es una ley global, de enero de 2011, que afecta a múltiples aspectos de la inocuidad alimentaria y de las actividades económicas del sector de la alimentación, tanto para humanos como para animales, controles agrícolas y ganaderos, calidad del agua potable…).

Esta ley ha llevado asociada la publicación, el 17 de septiembre de 2015, de las buenas prácticas de manufactura, análisis de peligros y controles preventivos basados en el riesgo para alimentos de consumo humano, que tienen el propósito de garantizar la manufactura/procesamiento, el envasado y la conservación de productos alimenticios inocuos para consumo humano en los Estados Unidos. Esta regulación se denomina técnicamente CFR 117 (Code of Federal Regulations, Title 21, Part 117).

Este cuerpo legislativo complementa la legislación vigente al respecto para que una empresa alimentaria pueda exportar a los Estados Unidos productos destinados a humanos, pero no modifica los requisitos anteriormente vigentes, como la necesidad de que la empresa esté inscrita en la FDA, cuente con un importador o interlocutor en el país, cumpla los requisitos legales en materia de autorizaciones, o disponga de un SAE (sistemas de autocontrol específico) en el caso de industrias de productos de origen animal, tal como establece la normativa europea. Pero además añade novedades importantes que tienen que ver con los siguientes aspectos del sistema de autocontrol:

  • La estructura del plan de inocuidad alimentaria. El plan de análisis de peligros que debe ser implementado por la empresa varía en relación a lo que habitualmente se utiliza en Europa, por lo que los exportadores están obligados a adaptar sus sistemas si quieren que este sea reconocido por la FDA.

  • Todo el enfoque del análisis de peligros válido para la FDA se basa en un enfoque preventivo, y entre otros aspectos relevantes, el más significativo es que la empresa debe tener una persona cualificada para controles preventivos (PCQI en sus siglas en inglés). Esta persona es la encargada, resumidamente, de diseñar, implantar y validar el plan de inocuidad alimentaria, así como de validar todos los procesos que tengan implicación en la seguridad. Es, a todos los efectos, el responsable ante la FDA (en todos los sentidos) de la inocuidad de los productos exportados.

  • Desde septiembre de 2017 toda empresa alimentaria que exporta a Estados Unidos debe demostrar que cumple con estos requisitos.

No dudes en consultar a Cinde cualquier duda que tengas sobre los trámites legales y burocráticos que implican esta legislación, así como sobre los cambios en el diseño y/o actualización de tu sistema de inocuidad alimentaria para adecuarlo a los requisitos de la FDA

Por | 2017-12-05T08:09:48+00:00 diciembre 5th, 2017|Negocios, Seguridad Alimentaria|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Biólogo de formación y consultor de profesión, trabajo en la aplicación de mejoras en la gestión de las empresas, principalmente en el ámbito de los alimentos. En Cinde soy el responsable del área de seguridad alimentaria, y trabajo en el desarrollo e implementación de sistemas y soluciones empresariales para el aseguramiento de la inocuidad de los alimentos de acuerdo con estándares y protocolos internacionales.

Deja tu comentario