Consultoría ambiental en materia legal y administrativa

Home>Negocios>Sostenibilidad y Medio Ambiente>Consultoría ambiental en materia legal y administrativa

En la anterior entrada titulada Consultoría ambiental, ¿qué es y para que iba mi organización a necesitarla?, tratábamos las diferentes maneras en las que una empresa de consultoría ambiental podía ayudar a tu organización. En el mismo indicábamos someramente los diferentes tipos de consultoría ambiental.

Pues bien, vamos a comenzar a desarrollar un poco cada uno de los tipos de servicio que categorizamos en dicha entrada del blog. En este post concretaremos el servicio de:

 

Asesoramiento legal y administrativo

Parece evidente que este tipo de consultoría sirve para dar cumplimiento a los trámites legales de la organización. Pero, ¿cuales son esos requisitos?. Son muchos, variados y complejos. La normativa medioambiental española es compleja y además se articula de manera sensiblemente diferente en cada comunidad autónoma, por lo que si tu organización tiene centros de trabajo en diferentes comunidades deberás afrontar bastante heterogeneidad administrativa y de requisitos.

Como siempre, para diferenciar los requisitos ambientales aplicables a una organización, es conveniente organizarnos por ámbito ambiental, en este caso vamos a establecer una clasificación general sencilla aplicable a la industria:

  • Atmósfera
  • Residuos
  • Suelo
  • Aguas

Dentro de estas categorías podremos encontrar subcategorías (por ejemplo: dentro de atmósfera, entra la normativa y trámites aplicables a ruido y emisiones atmosféricas de partículas o gases y dentro de la de aguas están vertidos y captaciones). En otras entradas desarrollaremos esto mas profundamente, centremos el foco sobre los trámites ambientales para estos ámbitos de impacto sobre el medio.

 

 

La cuestión es, ¿que trámites debería realizar mi organización para cada ámbito de afección al medio?, la respuesta se encuentra en decenas de textos legales en los que podemos encontrar los siguientes (relación no exhaustiva):

  • Declaraciones periódicas (obligaciones de información periódica a la administración ambiental),
    • Declaraciones de emisiones (registro PRTR o de COVs)
    • Declaraciones de vertido
    • Declaraciones de envases
    • Declaraciones de residuos (peligrosos o no peligrosos).
  • Otros trámites (algunos no periódicos)
    • Informe de suelos preliminar
    • Autorización ambiental integrada/unificada

Todo ello puede estar regulado y ordenado en el tiempo en planes de vigilancia establecidos por la administración ambiental, o no (es decir, que tu organización deba asesorarse sola para conocer los requisitos que le aplican, los valores límite y la periodicidad establecida en los trámites). Todo esto bajo un entorno normativo cambiante y una premisa universal El desconocimiento de un requisito no nos exime del cumplimiento del mismo.

¿Alguna vez has hecho un estudio de la normativa ambiental que aplica a tu empresa?, para no llevarte sorpresas te recomiendo que lo hagas, te ayudará a conocer mas tu organización y a cumplir de manera responsable con la normativa ambiental que aplica. ¿que necesitas ayuda?, llámanos y conversemos, seguro que podemos ayudarte.

 

 

Por | 2018-09-04T11:06:11+00:00 septiembre 4th, 2018|Negocios, Sostenibilidad y Medio Ambiente|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Responsable del área de sostenibilidad y medioambiente de Cinde. Ambientalista de vocación comprometido con la responsabilidad social. Mi objetivo profesional es fomentar la idea de que el crecimiento económico no es incompatible con el cuidado del medio ambiente.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.