Food defense o cómo prevenir el sabotaje

Home>Negocios>Food defense o cómo prevenir el sabotaje

¿De qué hablamos cuando hablamos de Food defense?

Todos estamos familiarizados con los conceptos de higiene y seguridad alimentaria y con los planes de análisis de peligros y puntos de control críticos (APPCC) en la industria alimentaria, que persiguen identificar y controlar los peligros que lógicamente cabe esperar que ocurran de manera accidental en nuestro proceso, desde la recolección de la aceituna hasta la puesta en el mercado del aceite envasado. Pero existe otro concepto muy relacionado con la seguridad alimentaria que no es tan conocido: el de Food defense.

Este concepto se asocia con la protección de los productos alimentarios frente a la contaminación o la adulteración intencionadas con agentes biológicos, químicos, físicos, radiológicos o de cualquier otro tipo. Por tanto, un plan de Food defense incluye los mecanismos por los que las industrias alimentarias se protegen frente a peligros que tienen una intencionalidad directa de causar daño a la empresa o al consumidor.

Se trata de un concepto diferente, pero complementario, del de higiene y seguridad alimentaria (que implica a su vez inocuidad, legalidad y autenticidad de los productos) y que trata de la prevención, la protección, la respuesta y la recuperación de productos que han experimentado sabotaje o adulteración. Una empresa que disponga de un plan de Food defense podrá asegurar que controla todos los peligros, accidentales o intencionados, que amenazan a sus procesos y productos, con lo que podrá demostrar a clientes y terceras partes implicadas su total compromiso con la seguridad de sus productos.

 

Cómo abordar el plan de Food defense

Cualquier empresa alimentaria debería aplicar un enfoque lógico y estructurado para abordar de manera eficaz su plan de Food defense. Existe una cada vez mayor bibliografía al respecto que recoge las mejores prácticas para diseñar el plan, pero no obstante lo que planteamos aquí es un método sencillo y fácilmente aplicable que se centra en la implantación de los siguientes pasos secuenciales:

  • Paso 1: Identificar las vulnerabilidades de nuestra industria. Por ejemplo, las relacionadas con la seguridad exterior y accesibilidad a las instalaciones, seguridad interior, naturaleza de los productos y los controles de los procesos en relación con su susceptibilidad de ser saboteados.
  • Paso 2: Evaluar los peligros y establecer el plan Food defense, evaluando de un modo cuantitativo el riesgo de que aparezca cada peligro para ser capaces de definir e implementar las medidas de control que sean más eficaces y eficientes, ya sean alarmas, controles de accesos, identificación de visitas, normas de seguridad para el personal, inspecciones periódicas, etc. A partir de aquí la empresa puede determinar cuáles son las medidas más oportunas dentro de sus posibilidades y ponerlas en marcha.
  • Paso 3: Verificar el plan. Puesto que las amenazas y vulnerabilidades, así como nuestra propia capacidad de respuesta pueden variar a lo largo del tiempo, es necesario que el plan de Food defense sea sometido a verificaciones y comprobaciones periódicas, al menos anualmente. Esto nos permitirá, por un lado, asegurar que las medidas definidas son eficaces y se mantienen vigentes, y por otro lado, identificar nuevos o no conocidos riesgos que harán de nuestro aceite un producto mucho más seguro y atractivo para clientes y mercados.

Y tú… ¿te has planteado alguna vez implantar un sistema de Food defense en tu empresa? Si tienes dudas, desde el área de seguridad alimentaria de Cinde podemos ayudarte.

Por | 2018-03-26T08:48:25+00:00 marzo 26th, 2018|Negocios|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Biólogo de formación y consultor de profesión, trabajo en la aplicación de mejoras en la gestión de las empresas, principalmente en el ámbito de los alimentos. En Cinde soy el responsable del área de seguridad alimentaria, y trabajo en el desarrollo e implementación de sistemas y soluciones empresariales para el aseguramiento de la inocuidad de los alimentos de acuerdo con estándares y protocolos internacionales.

Deja tu comentario