ISO 9001:2015 – Abordar Riesgos y Oportunidades / Parte I

>>>ISO 9001:2015 – Abordar Riesgos y Oportunidades / Parte I

ISO 9001:2015

En una entrada anterior de nuestro blog hablamos de una de las principales novedades que incorpora la nueva versión de las normas ISO 9001 e ISO 14001 tras la revisión sufrida en Septiembre de 2015, en concreto del capítulo 4 que habla del Contexto de la Organización”. Si bien, este es un cambio importante, la novedad por excelencia de ISO 9001:2015, y que más dudas ha generado es la inclusión del concepto de riesgo.

En este artículo vamos a tratar de entender que quiere decir la norma cuando habla de riesgos y qué podemos hacer para identificarlos y evaluarlos de una manera sencilla y útil posible, incorporándolos como una herramienta más de mejora dentro de nuestro sistema de gestión de calidad, sin olvidar el potencial que nos ofrecen las oportunidades.

 

¿Qué es el riesgo?

Según ISO 9001:2015:

El riesgo es el efecto de la incertidumbre en un resultado esperado, considerándose que un efecto es una desviación de lo esperado (ya sea positiva o negativo) y que la incertidumbre es el estado de deficiencia de información relacionada con la compresión o conocimiento de un evento, su consecuencia o su probabilidad.

Puesto que esta definición no es demasiado aclaratoria, vamos a intentar verlo de una manera más sencilla.

El pensamiento basado en riesgos es algo que todos hacemos de forma automática en nuestra vida diaria para obtener el mejor resultado ante una determinada situación, pongamos un ejemplo: todos los días al cruzar la calle nos enfrentamos al riesgo de poder sufrir un atropello, para abordar este riesgo tomamos varias medidas:

  • Miramos a ambos lados de la calzada antes de cruzar.
  • Puedo cruzar la calle directamente o buscar un paso de peatones, la elección de una de estas dos opciones está basada en la valoración de los riesgos a los que me enfrento que dependerá de varios factores: si se trata de una vía muy transitada, si la velocidad de los vehículos en esa zona es elevada, si hay buena o mala visibilidad, si tengo prisa o no, etc. En función de la situación en ese momento (contexto) decido si asumo esos riesgos y cruzo directamente la calle, si los minimizo buscando un paso de peatones o esperando que el semáforo se ponga en verde o si los elimino desviando mi ruta por otro camino en el que no tenga que cruzar esa calle.

 

En este pensamiento basado en riesgos también encontramos la oportunidad: cruzar la calle directamente me da la oportunidad de llegar al otro lado rápidamente, pero existe un riesgo más alto de sufrir un atropello. O visto de otra manera, el esperar que el semáforo se ponga en verde me genera un riesgo de retraso y de llegar tarde a una cita, pero la oportunidad de usarlo es que existe menor posibilidad de resultar lesionado por un vehículo.

Trasladando este ejemplo a nuestro sistema de gestión, y teniendo en cuenta que el objeto de un sistema de gestión es conseguir la conformidad de los productos/servicios y con ello lograr la satisfacción del cliente, es evidente que es de vital importancia identificar y valorar los riesgos que pueden poner en peligro la consecución de ese objetivo.

Hasta esta última revisión, las normas ISO consideraban el riesgo, pero no de manera explícita, ya que tenían un enfoque mucho más reactivo, hasta que no se producía una situación que ponía en peligro la consecución de nuestro objetivo no se actuaba, y el adelantarse a esas situaciones sólo se realizaba de manera aislada a través de las acciones preventivas, si bien es cierto que todos los que hemos trabajado con sistemas de gestión sabemos que la utilidad de estas acciones preventivas era bastante reducida. Este es uno de los principales motivos de que hayan sido eliminadas de la versión 2015 de las normas, puesto que el concepto de riesgo hace que el sistema de gestión en su conjunto tenga un enfoque preventivo.

En un próximo artículo hablaremos de cómo llevar a cabo la identificación y evaluación de los riesgos y oportunidades.

Si deseas más información al respecto no dudes en ponerte en contacto con nosotros en Cinde.

Por |2018-07-17T10:49:49+00:00julio 17th, 2018|Negocios, Normalización|Sin comentarios

About the autor:

Responsable del área de Normalización, Gestión y Calidad en Cinde

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.