La formación de manipuladores de alimentos en la empresa actual

Home>Negocios>La formación de manipuladores de alimentos en la empresa actual

Hoy hablamos de un asunto que os suena a muchos/as por los enormes cambios que se han producido en los últimos años: la formación de manipuladores de alimentos. Desde los tiempos en que era necesario y muy popular el “carnet de manipulador de alimentos” hasta hoy, la normativa ha experimentado cambios que, casi una década después de su implantación, siguen siendo en parte desconocidos, como podemos comprobar bastante a menudo en Cinde. Vamos a intentar hacer un breve resumen que nos ayude a recapitular cómo está el asunto…

Ya en el año 2010 hubo que modificar una serie de disposiciones legales en materia sanitaria para que fuera posible su adaptación a las recién aprobadas Leyes 17/2009 y 25/2009, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio. En materia alimentaria estas modificaciones se hicieron mediante el Real Decreto 109/2010, que entre otras medidas derogó el anterior Real Decreto 202/2000 que establecía las normas relativas a los manipuladores de alimentos.

Por otro lado, a nivel andaluz el Decreto 141/2011 también modificó y derogó diversos decretos en materia de salud y consumo para su adaptación a la normativa europea, y de forma específica derogó el Decreto 189/2001 por el que se regulaban los Planes de Formación de Manipuladores de Alimentos y el Régimen de Autorización y Registro de Empresas y Entidades que impartan formación en materia de manipulación de alimentos.

En resumen, y después de estos cambios legales, el marco legal en materia de formación de manipuladores de alimentos queda así en la industria alimentaria (en Andalucía):

  • El Reglamento (CE) 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a la higiene de los productos alimenticios, establece en su capítulo XII del Anexo II la formación que deben recibir los manipuladores de productos alimenticios.
  • El Reglamento (CE) 882/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, determina los controles oficiales efectuados para garantizar la verificación del cumplimiento de la legislación en materia de piensos y alimentos y la normativa sobre salud animal y bienestar animal.

El resultado general de esta reforma es que la empresa sigue siendo responsable directa de la formación de su personal, porque son responsables de poner en el mercado alimentos seguros, y por otro lado modifica, pero no disminuye, el control oficial respecto a la formación de los manipuladores de alimentos.

Resumiendo, algunos aspectos clave que tienes que tener en cuenta en tu empresa en materia de manipulación de alimentos son los siguientes:

  • Las empresas alimentarias deben garantizar que el personal dispone de formación en manipulación de alimentos.
  • La formación de los manipuladores puede ser impartida por la propia empresa alimentaria o por empresas o entidades formadoras (reconocidas o no reconocidas por organismos oficiales).
  • El objetivo fundamental de la formación debe ser inculcar a los manipuladores prácticas correctas de higiene, además de mantenerlos actualizados en los contenidos de los últimos cambios normativos.
  • Debe acreditarse la formación realizada, siendo válido para esto cualquier formato de registro, incluso interno, que la empresa determine. No hay carnet ni certificados “oficiales”.
  • Por último, podrán llevarse a cabo visitas de control oficial, para comprobar que los manipuladores ejercen su actividad adecuadamente, de acuerdo a formación recibida.

Y tú… ¿sabes cómo afrontar la formación de manipuladores de alimentos en tu empresa? Si necesitas ayuda en Cinde podemos proporcionártela.

Por | 2018-05-15T08:25:08+00:00 mayo 15th, 2018|Negocios|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Biólogo de formación y consultor de profesión, trabajo en la aplicación de mejoras en la gestión de las empresas, principalmente en el ámbito de los alimentos. En Cinde soy el responsable del área de seguridad alimentaria, y trabajo en el desarrollo e implementación de sistemas y soluciones empresariales para el aseguramiento de la inocuidad de los alimentos de acuerdo con estándares y protocolos internacionales.

Deja tu comentario