La franquicia como fórmula de autoempleo

Home>Sin categoría>Negocios>Expansión>La franquicia como fórmula de autoempleo

El autoempleo es una salida óptima para momentos en los que las empresas están ralentizando las contrataciones y para todos aquellos que no deseen o no tengan posibilidad de trabajar por cuenta ajena. El sistema de franquicia es un sistema de presente y de futuro en el que cada día más empresas fijan sus miras para crecer y que representa más del 15% del comercio minorista en España, cifra que continua creciendo cada año.

En España existen más de 1.000 enseñas franquiciadoras y cerca de 80.000 establecimientos franquiciados en cerca de 60 sectores de actividad.

La franquicia ofrece una oportunidad de inversión a un número cada vez mayor de emprendedores e inversores. Como consecuencia de la situación actual, han surgido numerosas franquicias que requieren una pequeña inversión inicial y con modelos de negocio que pueden ser llevados a cabo por una sola persona (al menos al inicio).

Existen multitud de franquicias que rompen la idea mental de  “esto debe ser carísimo”  convirtiéndose en una verdadera oportunidad para salir del desempleo.

La franquicia es una de las formulas mas sencillas de autoempleo “convertirte en tu propio jefe”, sin los riesgos que esto conlleva, pues te permite montar tu propio negocio con la experiencia, conocimientos, reconocimiento de marca y asesoría del franquiciador (con negocio de éxito ya probado, que ya ha realizado todo el trabajo de investigación de mercado, imagen de marca, fabricación de productos, patentes, etc.., para que el nuevo emprendedor no tenga que hacerlo).

Y todo esto, con independencia de la fórmula jurídica elegida, siendo el modelo de la economía social uno de los más apropiados dadas sus características para este tipo de emprendimiento. El emprendedor va a tener el respaldo de una central que le va a trasladar su “know how”, el apoyo y la formación necesaria para el desarrollo de su éxito empresarial.

Por todo ello el emprendedor debe de plantearse:

  • ¿Cuál es mi perfil profesional como franquiciado?
    • Experiencia y capacitación
    • Sector de interés
    • Capacidad de Inversión. Capital Disponible.
    • Lugar de desarrollo
  • ¿Cuál es la franquicia que se adata a mi perfil de franquiciado?
    • Estudio de la franquicias
    • Desarrollo del plan de negocio

En la actualidad se ha podido comprobar que el negocio es más rentable si el que gestiona el negocio es a la vez el dueño. Por este motivo la franquicias y el autoempleo están cada vez más relacionados. Pero cuidado, no todas las empresas franquiciadoras ofrecen las mismas oportunidades, ni las mismas condiciones, aunque cada año se abren más de 4.000 negocios franquiciados y su número no cesa de crecer.

Es importante elegir y, sobre todo, elegir adecuadamente, de acuerdo con el perfil y habilidades de cada emprendedor, pero con este inmenso abanico de opciones, la decisión final se convierte en toda una incertidumbre, un reto.

No importa lo bueno que sea el modelo de negocio, lo importante es que se adecue a cada candidato, a sus capacidades y recursos. Por lo que en ocasiones en conveniente rodearse de profesionales que te puedan ayudar a que el resultado de esta aventura sea exitoso.

Por | 2017-12-14T12:12:29+00:00 diciembre 14th, 2017|Expansión, Negocios|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Deja tu comentario