La importancia del envoltorio

Home>Negocios>Seguridad Alimentaria>La importancia del envoltorio

Siempre se ha dicho que lo importante está en el interior… Y seguramente es cierto, pero hay ocasiones en las que el envoltorio dice mucho y es casi tan importante como el interior.

En el caso de la industria alimentaria es obvio que el producto es lo fundamental, y que el concepto de seguridad alimentaria entendido como calidad, legalidad  inocuidad cobra su máximo sentido. Pero muchos productos alimentarios se venden habitualmente envasados en multitud de materiales y formatos posibles. Y no hay que profundizar mucho para darse cuenta de que el concepto de inocuidad debe aplicarse también a los materiales de envasado en contacto con el alimento. Pensemos en la posibilidad de que un material de envasado, por ejemplo, una bandeja de plástico para verduras frescas, una botella de PET para aceite de oliva, una lata para leche en polvo para lactantes… desprendan partículas o restos de sustancias químicas que entren en contacto con el producto. El efecto sobre la seguridad del alimento es claro.

Sin ánimo de ser exhaustivos, la principal legislación aplicable a todos los materiales de envasado se localiza en el Reglamento 1935/2004, sobre los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos, y en el Reglamento 2023/2006, sobre buenas prácticas de fabricación de materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos. Y en materia de materiales plásticos es el Reglamento 10/2011, sobre materiales y objetos plásticos destinados a entrar en contacto con alimentos  el que incluye todos los requisitos que deben cumplir estos tipos específicos de materiales de envasado.

Muy resumidamente, esta normativa determina cuáles son los principios básicos que deben cumplir los materiales de envasado y cuáles deben ser las prácticas de fabricación para conseguirlos.

  • Inercia: Los materiales de envasado deben ser lo suficientemente inertes como para evitar que se transfieran sustancias tóxicas al alimento, así como para evitar que modifiquen su composición o sus características organolépticas.
  • Etiquetado: Los materiales de envasado deben suministra la información necesaria en su etiquetado que aseguren su aptitud alimentaria.
  • Declaración de conformidad: Todo material de envasado debe disponer de una declaración por escrito que indique el cumplimiento de la normativa aplicable en vigor en función del tipo de material.
  • Trazabilidad: En la fabricación de materiales de envasado se debe garantizar el rastro de los procesos y de los materiales utilizados en su producción, con la misma intensidad que si se tratara de un alimento.

No siempre nos paramos a pensar en la importancia del envase en nuestros productos. Y en tu empresa ¿sabes si tus materiales de envasado cumplen con todos los requisitos necesarios? En Cinde podemos orientarte al respecto para que no tengas dudas.

Por | 2018-03-06T15:54:30+00:00 marzo 6th, 2018|Seguridad Alimentaria|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Biólogo de formación y consultor de profesión, trabajo en la aplicación de mejoras en la gestión de las empresas, principalmente en el ámbito de los alimentos. En Cinde soy el responsable del área de seguridad alimentaria, y trabajo en el desarrollo e implementación de sistemas y soluciones empresariales para el aseguramiento de la inocuidad de los alimentos de acuerdo con estándares y protocolos internacionales.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.