Ahora que comenzamos año nuevo, es buen momento para los empresarios y emprendedores de planificar el futuro de su empresa actual o de comenzar con un nuevo proyecto empresarial.

Para ello y lejos de extensos y complejos planes estratégicos, que son de utilidad para otro tipo de empresas o de reflexiones, existen herramientas que nos permiten simplificar la metodología a la hora de afrontar esta planificación con la mayor de las garantías de éxito. Quizás uno de los más recomendables es el modelo CANVAS.

Este modelo pone en el centro de todo lo que llama propuesta de valor, que es lo que te diferencia y te hace especial en el mercado y que los clientes estén dispuesto a pagarlo.

A partir de esta idea se trabaja sobre los siguientes aspectos: Se dividen los clientes para estudiar el mercado, se establecen las alianzas y contactos claves, se establecen los canales de distribución, comunicación y de marketing, se plantea el proceso de relación con los clientes, se establecen los recursos y activos, se definen las fuentes económicas, y por último se realiza un correcto análisis de gastos para poder determinar el precio de nuestro producto o servicio.

Para mejorar la aplicación de esta herramienta existe una matriz que permite de un solo vistazo y de una forma muy esquemática contar con nuestro plan de empresa.

En internet existe información sobre distintos tipos y podrás encontrar diferentes modelos de matrices para trabajar el mismo. No obstante para el desarrollo y análisis de algunos de estos puntos a veces es necesaria la ayuda de especialistas, si lo necesitas desde Cinde te podemos ayudar.