Nueva ISO 45001 “Sistemas de Gestión de Salud y Seguridad en el Trabajo”

Home>Negocios>Normalización>Nueva ISO 45001 “Sistemas de Gestión de Salud y Seguridad en el Trabajo”

La norma ISO 45001:2018 “Sistemas de gestión de salud y seguridad en el trabajo: requisitos con orientación para su uso” fue publicada el pasado 12 de Marzo y viene a sustituir a la actual OHSAS 18001. Al igual que ha ocurrido con sus “primas” ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015, a partir de ahora es necesario que las empresas certificadas en OHSAS 18001:2007 inicien un proceso de transición, para lo que contarán con un plazo de 3 años, es decir, hasta Marzo de 2021.

 

Primera norma internacional sobre Seguridad y Salud en el Trabajo

ISO 45001 es la primera norma internacional de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Quizás a algunos os sorprenda este dato, porque pensaréis, ¿y OHSAS 18001 entonces no cuenta? Pues, aunque en la práctica podamos decir que sí, la teoría nos dice que no, puesto que OHSAS 18001 es un conjunto de especificaciones que fueron creadas por la British Standard Institution (BSI), y aunque con un objetivo similar y siguiendo directrices parecidas, ni se trata de una norma ni fue publicada por ISO (Organización Internacional para la Estandarización).

Es importante conocer estos tecnicismos, ya que pueden suponer que el proceso de transición sea algo más laborioso que en las recientes adaptaciones realizadas en sistemas de gestión de calidad y medio ambiente, puesto que no partimos de la misma base.

Una vez aclarados estos términos, es conveniente conocer lo que ha motivado el nacimiento de esta nueva norma. Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo), actualmente fallecen 2,78 millones de personas al año en todo el mundo debido a enfermedades o accidentes relacionados con el trabajo, por lo que está claro que el principal objetivo que se persigue con la publicación de ISO 45001:2018 es reducir estos datos.

 

Cambios más importantes

A continuación, vamos a exponer los cambios más importantes que incorpora la nueva norma. Para ello lo mejor es empezar mostrando una comparativa entre los requisitos de ISO 45001 y los de OHSAS 18001 según la tabla que encontraréis en este enlace (PDF):

  • Lo primero que nos llama la atención al ver esta tabla, es la nueva estructura de alto nivel (los diferentes capítulos y puntos en los que está organizada), que comparte con otros sistemas de gestión estandarizados, siendo su principal propósito que la integración en los sistemas sea mucho más fácil.
  • Contexto de la organización: cobra especial importancia el entorno en el que desarrolla su actividad la empresa a todos los niveles (local, económico, social, etc.), siendo necesario conocer los aspectos externos e internos que son determinantes para la salud de los trabajadores.
  • Podemos ver como en varios puntos se enfatiza la participación activa de los trabajadores en todos los niveles de la empresa.
  • Identificación y evaluación de riesgos y oportunidades: dando un paso más allá a la habitual evaluación de riesgos laborales por puestos y lugares de trabajo, así como incluyendo las oportunidades como posibilidades de mejora.
  • Se refuerza la demostración del cumplimiento de los requisitos legales.
  • Por primera vez se incluye de manera explícita la subcontratación, dando el papel que corresponde a un proceso tan importante actualmente en muchas empresas. Además, incorpora que las visitas y el personal externo también deben conocer los riesgos asociados a las actividades del centro de trabajo.
  • Mantiene el concepto de incidente como aquellos sucesos que no ocasionan daños a la salud, pero podrían haberlos causado, pero elimina la acción preventiva, ya que el nuevo enfoque dado a la norma hace que el sistema en su conjunto tenga un carácter preventivo.

 

Como podrás imaginar, estos no son los únicos cambios que conlleva la nueva norma, pero si lo más importantes y sobre los que se apoyará el resto del sistema.

Por último, cabe destacar que antes de pasar a certificarnos conforme a ISO 45001:2018 debemos esperar a que las empresas certificadoras de nuestro país pasen el proceso de acreditación por ENAC necesario para cualquier norma, por lo que como siempre os recomendamos, debemos asegurarnos que la entidad certificadora elegida disponga de dicha acreditación antes de iniciar el proceso de auditoría.

Desde el equipo técnico de Cinde, te animamos a empezar con el proceso de transición para evitar prisas e inconvenientes de última hora. Si necesitas ayuda con esta tarea podéis contactar con nosotros a través de nuestra web y te asesoraremos personalmente.

Por | 2018-03-22T09:14:38+00:00 marzo 22nd, 2018|Negocios, Normalización|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Responsable del área de Normalización, Gestión y Calidad en Cinde

Deja tu comentario