Obras en casa y prevención de riesgos laborales

Home>Negocios>Obras en casa y prevención de riesgos laborales

Soy el promotor de la obra

En el momento en el que decidimos realizar obras en casa, son tantas las cuestiones a considerar (comparar presupuestos, solicitar permisos a Ayuntamiento y a Comunidad de Vecinos, elegir materiales, etc) que por desconocimiento u olvido puede que no tengamos en cuenta uno de los asuntos más importantes, y es que en el momento de contratar a una empresa de construcción (contratista) para que realice la reforma de nuestra vivienda, estamos actuando como promotor de la obra, lo que conlleva importantes responsabilidades (especialmente en materia de prevención de riesgos laborales) según lo establecido en el Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción.

Por ello, cobra especial importancia los criterios que debemos seguir a la hora de elegir a la empresa encargada de realizar la obra. Además de guiarnos por el precio, la empresa contratada debería ofrecernos garantías de que en caso de que se produzca algún accidente durante la ejecución de nuestra obra, estamos legalmente cubiertos y no nos va a suponer un quebradero de cabeza.

 

¿Qué documentos debo pedir?

Para evitar sorpresas desagradables, antes de iniciar el trabajo deberíamos solicitar a la empresa constructora (como mínimo) la siguiente documentación:

  • TC1 y TC2 de todos los trabajadores que vayan a intervenir en nuestra obra. Estos documentos son unos modelos de la Seguridad Social en los que podemos ver que dichos trabajadores están dados de alta y asegurados en la Seguridad Social.
  • Seguro de Responsabilidad Civil de la empresa con una cobertura mínima de 300.000 € que cubra posibles accidentes. Para garantizar que la póliza está en vigor, lo mejor es que nos entreguen una copia del último recibo del pago.
  • Certificados de estar al corriente con Hacienda y Seguridad Social. De esta manera nos evitamos que, si la empresa contratada tiene alguna deuda con la administración, esta administración nos pueda reclamar o retener los pagos a realizar con el fin de saldar su deuda pendiente.
  • Para tener certeza de que cumplen todos los requisitos legales aplicables en cuanto a prevención de riesgos laborales, lo más sencillo es pedirle que nos entreguen copia de su inscripción en el REA (Registro de Empresas Acreditadas del sector de la construcción). El Ministerio de Empleo y Seguridad Social acredita que las empresas incluidas en este registro cumplen todos los requisitos aplicables. Incluso podemos realizar la consulta por nuestra propia cuenta en este enlace.
  • Suele ser habitual que la empresa que contratemos, a su vez subcontrate a algunos profesionales (electricista, fontanero, carpintero…) que no tiene en plantilla para ejecutar algunas de las partes de nuestra obra, si se da este caso, debemos asegurarnos de que el contratista también les solicita toda la documentación descrita anteriormente.

Esperamos que con estos pequeños consejos, tan solo te tengas que preocupar de que todo queda como tú esperabas y de disfrutar de tu nuevo hogar.

Por | 2018-05-10T10:29:26+00:00 mayo 10th, 2018|Negocios|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Responsable del área de Normalización, Gestión y Calidad en Cinde

Deja tu comentario