Cómo elegir una buena banda alimentaria

Home>Negocios>Seguridad Alimentaria>Cómo elegir una buena banda alimentaria

Recientemente publicamos en este mismo blog una entrada relativa a los requisitos que deben cumplir los materiales de envasado de productos alimentarios (ver aquí). Hoy queremos abundar en el asunto abordando un tema relacionado, que es el de un tipo de elemento presente en multitud de industrias alimentarias, como es el de los requisitos que debe cumplir una banda alimentaria de las que se utilizan para el transporte de alimentos. En especial queremos referirnos al caso concreto de las bandas transportadoras de aceituna en las fábricas de aceite.

Antes de entrar en detalle cabe decir que estas bandas entran de lleno en la categoría de materiales destinados a entrar en contacto con alimentos, y por ello es de aplicación la legislación básica (Reglamento 1935/2004, sobre los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos, y Reglamento 2023/2006, sobre buenas prácticas de fabricación de materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos). Por ello deben estar fabricados de conformidad con buenas prácticas de para que no transfieran sus componentes a los alimentos de manera que puedan:

  1. representar un peligro para la salud humana, o
  2. provocar una modificación inaceptable de la composición de los alimentos, 0
  3. provocar una alteración de las características organolépticas de estos

 

¿Qué tipo de banda puedo utilizar con garantías?

Actualmente podemos encontrar en el mercado dos tipos principales de bandas alimentarias de las que se pueden utilizar en la industria del aceite de oliva: las de caucho y las de PVC (policloruro de vinilo). Ambas son perfectamente válidas, siempre que cumplan con lo siguiente:

  1. Que dispongan de una declaración de conformidad
  2. Que aseguren su trazabilidad
  3. Que dispongamos de evidencias de que cumplen con lo establecido en la legislación en cuanto a las migraciones.

En el caso de las cintas de PVC, al tratarse de un material polimérico, tenemos que tener en cuenta que el fabricante nos proporcione evidencias de que en su composición sólo intervienen los monómeros autorizados en el Real Decreto 847/2011, de 17 de junio, por el que se establece la lista positiva de sustancias permitidas para la fabricación de materiales poliméricos destinados a entrar en contacto con los alimentos, así como que se cumplen los límites de migraciones específicas de acuerdo con este mismo decreto. En el caso de las de PVC son especialmente relevantes los resultados obtenidos para los benzopirenos y los ftalatos, estos últimos agentes que se añaden para dotar de mayor flexibilidad al producto final, la banda.

En Cinde somos conscientes de que no siempre es fácil saber si estamos utilizando el material adecuado en nuestras instalaciones, y por ello os animamos a que nos consultéis al respecto en nuestra área de seguridad alimentaria

Por | 2018-04-19T10:07:14+00:00 abril 19th, 2018|Seguridad Alimentaria|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Biólogo de formación y consultor de profesión, trabajo en la aplicación de mejoras en la gestión de las empresas, principalmente en el ámbito de los alimentos. En Cinde soy el responsable del área de seguridad alimentaria, y trabajo en el desarrollo e implementación de sistemas y soluciones empresariales para el aseguramiento de la inocuidad de los alimentos de acuerdo con estándares y protocolos internacionales.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.