Claves de éxito de una página web

Home>Consultoría TIC, Negocios, Software a Medida>Claves de éxito de una página web

Antes de empezar con las claves del éxito de una página web, lo dejo claro: Si has llegado hasta este artículo para encontrar la fórmula mágica del éxito de una página web, empiezo diciéndote que NO EXISTE. Pero si que existen puntos claves que pueden resultar decisivos para que tu sitio web alcance los resultados que estás buscando. Veamos cuáles son:

 

Conversiones

La palabra mágica. Este es el secreto del éxito de toda página web. Es más, no es que sea una clave, es que es el objetivo. La conversión puede ser obtener visitantes, generar ventas, contrataciones, registro de usuarios, visualizaciones de vídeo, etc. En otras palabras, cada conversión es el éxito de nuestro objetivo con respecto al usuario. Si tenemos una tienda online, nuestro objetivo es vender nuestro producto a los visitantes, si nuestra web es de consulta nuestro objetivo será que el usuario permanezca en el sitio el máximo tiempo posible para convencerlo de que contrate nuestros servicios y cualquier otro propósito que nuestra página tenga. Entonces, ¿cuáles son las claves?

 

Velocidad de carga

Velocidad de carga de página web

Todavía hoy hay mucha gente a la que le resulta sorprendente lo importante que puede llegar a ser que tu página web cargue lo más rápido posible. Veamos algunos datos estadísticos relevantes de los usuarios de internet:

  • El 47% esperan que una web cargue en 2 segundos o menos.
  • Según Google, el 53% abandonan una página si esta tarda más de 3 segundos en cargar.
  • El 52% de los vendedores online afirman que la carga rápida de la web es importante para fidelizar al usuario. El 75% de los usuarios no vuelven a una web que tarda más de 4 segundos en cargar.
  • El 14% de los usuarios compran en otras web si un sitio carga lento y un 23% dejan de comprar durante el proceso debido al tiempo de carga.
  • El 64% de los usuarios insatisfechos con la velocidad de carga de una tienda online, comprarán en otra tienda la próxima vez.
  • Se pueden perder 30 clientes cada segundo de carga de una página web.

Son muchos los factores que intervienen en la velocidad de carga de una página web y la mayor parte de las veces se trata de una cuestión de equilibrio. Si nuestra página web es muy rápida, pero es fea, no tiene imágenes ni contenido interactivo, es probable que cargue muy rápido, pero no tendrá ningún atractivo para el usuario y por tanto la abandonará en busca de otra web que si lo sea. Así que no se trata de tener la web más rápida del mundo, sino de tener la que tenga un equilibrio coherente entre velocidad de carga, atractivo y uso.

Hay muchas páginas en internet que pueden medir el tiempo de carga de tu sitio, nosotros te recomendamos Pingdom Tools.

Importante: Recuerda que el tiempo de carga no sólo cuenta cada vez que accedes al inicio de una página web, sino a todo el sitio. Es cierto que en la primera carga se almacenan datos en tu dispositivo para navegar más rápido, pero aún así, el uso incorrecto del código, un exceso de carga de archivos y otros muchos factores pueden conseguir que nuestra web sea lenta cada vez que debe cargar.

 

Interfaz / Usabilidad

El aspecto importa

Supongamos que tu web es mágica e instantánea, pero cuando el usuario llega a ella no se aclara. No localiza el menú de forma rápida, no le resulta fácil navegar por ella, no encuentra la información que busca en pocos clics y así podríamos seguir. Pues lo siento, pero tu usuario se marchará, porque la web no le resulta intuitiva o porque le resulta muy fea y esto le causa desconfianza.

Oscar Wilde dijo “No hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión“. Sin un usuario tiene una mala impresión la primera vez que visita tu página web, casi con toda seguridad, nunca vuelva a visitarla. El usuario que tiene empeño en encontrar algo lo busca y lo acaba encontrando. No importa que tú no se lo des, en internet siempre va a haber alguien que le ofrezca lo que está buscando y cómo lo está buscando o no lo compra, así de fácil. Y no te equivoques, no siempre es una cuestión de precio. Muchos usuarios están dispuestos a pagar más por un servicio mejor, ¿o es que tú siempre compras lo más barato?.

No debemos olvidar que conseguir que el usuario se sienta cómodo en nuestro sitio hará que permanezca más tiempo en él y, por tanto, aumentará la probabilidad de que consigamos nuestra objetivo; conversiones. Por eso es indispensable recordar el concepto “diseño responsive” que, para los que no entiendan del tema, consiste en que tu web se adapte tanto en diseño como usabilidad a cualquier pantalla o dispositivo, eso sí, tampoco vale de cualquier manera.

 

Servicio y calidad del contenido

Contenido de calidad

“Mi web es mágica, carga rápido, es fácil y muy bonita, pero aun así no tiene éxito; ¿en qué podría estar fallando?” Suponiendo que tu web cumple las dos claves anteriores a la perfección puede que estés dejando de lado otros puntos muy importantes. Te damos pistas de algunos de ellos:

Calidad del servicio: En este punto se engloban demasiadas cosas pero no quiero extenderme, en resumen; está claro que puedes tener la mejor web del mundo, pero si tu servicio no es competitivo, la mayor parte de los clientes no quedan satisfechos y si la calidad del servicio es deficiente, pues… lo siento amigo mío, pero probablemente tu problema no sea tu página web.

Seguimiento del usuario: Este punto corresponde casi más bien a la calidad del servicio, pero es un pilar a destacar si queremos que nuestro sitio web tenga el éxito que esperamos. Es importante que nuestro servicio sea de calidad tanto a nivel offline como online. En un e-commerce hay que tener en cuenta factores como atención al cliente, opciones de pago, gestión y seguimiento de envío, política de devoluciones, etc.

Por otro lado, y sin entrar en más detalles, no hay que olvidar que internet nos ofrece la oportunidad de obtener no sólo clientes, sino una respuesta casi inmediata de su experiencia como consumidores. Conocer la experiencia de nuestros usuarios es un punto clave para marcar nuestra estrategia, no sólo comercial, sino empresarial.

Calidad de contenidos: ¿Comprarías en una web que no tiene fotos de producto o tienen mala calidad? ¿Comprarías un producto cuyas especificaciones están incompletas o no son fiables? ¿Existen opiniones de otros clientes sobre el producto que te ayuden a tomar una decisión? ¿Hay algún vídeo explicativo del producto?

Hoy por hoy la gente no sólo consulta información en nuestra web, sino que busca vídeos y opiniones sobre los productos antes de adquirirlos, si somos nosotros los que le ofrecemos esa información antes y mejor que nadie, probablemente seamos su elección final por dos motivos principales; porque le hemos ayudado a encontrar lo que buscaba y porque hemos generado una impronta de profesionalidad en el usuario.

 

Posicionamiento

Posicionamiento SEO y SEM

Y cuando me refiero a posicionamiento me refiero a SEO, ya que el posicionamiento SEM es una técnica activa de marketing online que dejo para más adelante. Si aún no sabes qué es excactamente el posicionamiento, te dejo una explicación aquí.

Bueno, pues hasta aquí, supongamos que tenemos una web rápida, bonita, fácil y con contenido de calidad ¡ah si, y mágica! ¿ahora qué?. La respuesta es más que obvia, la tienes que dar a conocer. Puede que tu producto sea bueno, que tenga el mejor precio del mercado y que tu web sea perfecta, pero si nadie la encuentra, nadie la visita, así de simple. En ese caso la pregunta es “¿Cómo puedo dar a conocer mi web?” Pues tendrás que difundirla en los medios donde se encuentre tu target o, dicho de otro modo, tu cliente objetivo y también tendrás que posicionarte por las palabras clave que tu cliente busca en internet.

Otro método muy efectivo consiste en ofrecer información de interés al público que buscas. Muchos usuarios tardan en decidirse antes de comprar un producto o contratar un servicio. Si, por ejemplo, tienes un blog o un canal de vídeo online y la gente encuentra información relevante que le ayude a decidirse, es altamente probable que el usuario tenga una mejor impresión de tu marca y te contrate por ello. Si además utilizas estratégicamente ese contenido, puedes potenciar tu posicionamiento en aquellas keywords o palabras clave que has utilizado.

Respetar las normas de Google: En España Google es el buscador más utilizado por encima del 90% de usuarios. Siempre he dicho que “si no te ven, no existes“. Pues, hoy por hoy, me atrevería a cambiar la frase por “si no te encuentran, no existes” ya que aparecer en Google actualmente es imprescindible si queremos que nuestro sitio web de frutos. Además, no sólo basta con aparecer, debes aparecer de los primeros, porque casi nadie suele consultar la segunda o tercera página de resultados de Google (por no hablar del resto). En este caso no creo que hagan falta datos estadísticos, sólo debes reflexionar sobre lo que haces tú mismo cuando buscas un resultado en internet. Si eres de los que llegan a la tercera página de resultados, créeme, eres de los pocos. Y para conseguir estar entre los primeros resultados de Google, no basta con cumplir con todo lo dicho anteriormente, también debes hacer lo posible por respetar sus normas.

Todo lo dicho anteriormente es puntuado por Google a la hora de decidir si tu página web aparece en el primer, segundo, tercer o último puesto y te aseguro que no lo ponen nada, pero que nada fácil. Hay miles de factores que Google analiza para decidir si tu página web debe aparecer o no en los primeros puestos. Además, esas normas no son inmutables, sino que están en constante cambio para ofrecer cada vez más contenido de calidad y ajustado a lo que el usuario busca. Por eso el trabajo de posicionamiento SEO no es algo que se deba desarrollar al hacer una web y después olvidar pensando que siempre seremos los amos del “cotarro”. Puede que llegues a posicionar tu web lo más alto en los resultados de búsqueda, pero si no lo haces de forma continua, probablemente tu web descienda su posición mucho más rápido de lo que tanto te has esforzado en alcanzar.

 

Marketing Online :

Marketing online

Podría escribir un artículo entero sobre esta clave (al igual que las anteriores), pero el marketing online abarca muchísimas posibilidades, por lo que sólo resumiré algunas de ellas.

  • Posicionamiento SEM: Básicamente consiste en pagar a un buscador para que te muestre en sus resultados principales. Es una buena estrategia si deseas obtener resultados rápidos, pero puede llegar a ser costosa de mantener a largo plazo.
  • Redes Sociales: Es imposible negar la evidencia. Los usuarios utilizan diariamente las redes sociales y es un medio indispensable para estar cerca de nuestros consumidores. Pero cuidado, no todas sirven para todo y es importante contar con un profesional de Community Manager que te ayude a gestionarlas.
  • Otros medios: Desde banners a recomendaciones. Si tienes un restaurante puede que para tu negocio sea muy beneficioso contar con una página en TripAdvisor con buenas opiniones de tus clientes.
  • Newsletter: ¿Envías información periódica de interés a tus usuarios? ¿Haces un seguimiento de sus interacciones? Y si lo haces, ¿seguro que lo estás haciendo del modo correcto? No hay que olvidar el cumplimiento de la LOPD y tampoco podemos incomodar a nuestros seguidores con información no deseada o dificultando su baja de nuestro boletín. Aunque es cierto que el newsletter ha perdido efectividad en los últimos años, sigue obteniendo resultados. Para demostrarlo sólo tenéis que comprobar los mensajes de la última semana en vuestro buzón de correo electrónico, es más que probable que alguno recibáis.

 

Marketing Offline

El marketing offline puede ser muy efectivo dependiendo del tipo de proyecto que lleves a cabo. Crear una franquicia de peluquería con una web para pedir cita y otros servicios online (envío de ofertas, venta de productos…) puede tener mejores resultados recurriendo a métodos de publicidad tradicionales. Pero en este caso, siempre se recomienda valorar económicamente la inversión, ya que suelen ser más costosos que otro tipo de inversiones de marketing online y su principal problema es que los resultados de estas campañas son más difíciles de medir.

 

Un consejo final: “Ensayo y error”

Ensayo y error

Ensayo y error” Para mí  un consejo, por no decir una clave, importante y de las más difíciles de asimilar por la mayor parte de empresarios, pero es comprensible. Decirle a un cliente que después de invertir en una campaña de marketing no se han obtenido los resultados esperados no es agradable, pero no hay que olvidar una gran lección que suelen pasar por alto: “Ahora sabes lo que NO debes hacer“. Sé que puede resultar un pobre consuelo pero lo cierto es que que como dije al comienzo de este artículo “La fórmula mágica del éxito de una página web NO EXISTE“. En mis años de profesión no he conocido ni un sólo sitio web de éxito que no haya aceptado este principio.

Y ¿qué puedo hacer para intentar reducir mi posibilidad de error?” Fácil; contrata a profesionales. Y no sólo me refiero a un diseñador web que sepa hacer bien su trabajo, sino un equipo de profesionales que te asesoren, te guíen durante el proceso y que sepan mejorar las claves que hemos enumerado en este artículo.

Hay empresas como Cinde, que ofrecen un servicio integral como consultora TIC. Nuestro trabajo no sólo consiste en trabajar todos los puntos mencionados, sino en aconsejarte y optimizar tu inversión para que tu negocio alcance los objetivos marcados. En nuestro caso contamos con un profesional de cada sector para cubrir estas necesidades. Si estás interesado en obtener más información o quieres que te asesoremos, puedes contactar con nosotros a través de nuestra web o nuestra dirección de email: info@cinde.es

Gracias, querido lector, por haber llegado hasta aquí. Espero que este artículo te haya resultado de interés. Si es así, te invito a que te suscribas para mantenerte al tanto de nuestras novedades y artículos.

 

Por | 2018-06-13T11:33:41+00:00 junio 13th, 2018|Consultoría TIC, Negocios, Software a Medida|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Responsable del área de Diseño Gráfico y Web en Cinde: Amante del diseño, el arte, la fotografía y el mundo digital en general. Lo que más me gusta de mi profesión es que cada reto es distinto y hay que adaptarse a él aprendiendo nuevos métodos. Renovarse o morir...

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.