El clima laboral como elemento clave para las organizaciones

Home>Negocios>El clima laboral como elemento clave para las organizaciones

No cabe duda, y en esto coinciden todos los expertos, que el personal es uno de los factores claves para cualquier organización. Y para ello el clima existente es uno de los aspectos a tener en cuenta para que el rendimiento y la consecución de resultados de los recursos humanos de la empresa sean los esperados.

El clima laboral se define como la percepción que tienen los trabajadores sobre los comportamientos organizativos que afectan a su rendimiento en el trabajo.

Está claro que un clima laboral excelente no es necesariamente sinónimo de consecución de los objetivos estratégicos de una empresa, pero lo que sí es indudable es que un mal clima origina la casi imposible misión de que la estrategia organizativa se implante correctamente y por tanto es más que probable la no consecución de los objetivos empresariales.

Si lo miramos desde la eficiencia, el clima afecta de dos maneras: está demostrado que el rendimiento de los trabajadores se ve afectado en aproximadamente un 30% por el clima que estos perciben; si su clima actual es muy parecido al que ellos ven como “ideal” el rendimiento puede ser hasta un 30% superior que el que existiría si la diferencia fuese muy distante.

Por otro lado, diversos estudios confirman que en climas no adecuados la rotación de personal se incrementa notablemente. Se trata de una característica de todos los puestos y sectores, no sólo en aquéllos en que la oferta de dicho profesional es mayor a la demanda. También está demostrado que el absentismo laboral crece en climas inadecuados hasta ser el doble el número de horas improductivas por enfermedad en situaciones en las que los equipos tienen un clima inferior.

Trabajo en equipo

Evidentemente, rotación y absentismo son dos problemas para las empresas que se transforman en pérdidas económicas.

Además otro elemento fundamental, para unas empresas más que para otras, es que un clima coercitivo, sin posibilidad de mejora, poco o nada flexible, sin orientación a la responsabilidad y delegación de funciones, son sinónimo de no generación de innovaciones, mejora en los procesos, etc.

 

Por todo eso, es fundamental para cualquier organización actuar sobre el clima laboral

Tenemos que tener cuidado ya que nuestra percepción sobre lo que piensan los trabajadores nos puede hacer actuar o no actuar sobre una base de suposiciones y conjeturas equivocadas o subjetivas, por lo que lo más sensato sería analizar el clima a través de un  breve estudio, para así tener una visión objetiva.

Este estudio de clima, además de entrevistas individualizadas, se podría desarrollar a través de una breve encuesta anónima y un análisis pormenorizado de los resultados de la misma. Esto debería ser suficiente para conocer los factores del clima de la organización y poder tomar las medidas oportunas sobre los mismos.

Por | 2018-03-22T09:13:53+00:00 febrero 22nd, 2018|Negocios|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Director Ejecutivo de Cinde. Liderando un proyecto en el que la adaptación a las necesidades del cliente es clave, y el equipo es parte fundamental para la consecución de los objetivos.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.