ISO – ¡Cuidado con el Auditor!

>>>ISO – ¡Cuidado con el Auditor!

Siempre que se habla de auditoría de nuestro sistema de gestión (ISO 9001, ISO 14001, OHSAS, etc.), nos suena a examen, inspección, a una persona que viene a nuestra empresa  a buscar errores, fallos, ….. etc.

Evidentemente uno de los objetivos de la auditoría es ver disfunciones de organización interna, pero no podemos olvidar que el principal objetivo del auditor/a es ayudar a la empresa a mejorar, y el detectar estos errores nos permite que sea efectiva esta mejora voluntaria que nos estamos autoexigiendo al contratar una auditoría o certificación,  por tanto, sería muy positivo no verlo como el “malo de la película” sino como un profesional que hemos contratado para que nuestra empresa mejore.

Además un auditor/a no siempre nos aporta defectos,  otra parte fundamental de su trabajo es descubrirnos puntos fuertes y darnos aportaciones de mejora en nuestros procesos.

Por tanto, tenemos que pensar que las auditorías son fórmulas de mejora interna, que nos deben obligar a detenernos a reflexionar (aspecto clave en la actualidad al tratarse el tiempo de un bien escaso)  sobre cómo se gestiona y organiza nuestra empresa.

Una auditoría bien realizada debe de ser una oportunidad y no una amenaza.

Por otro lado existen muchas empresas que ven las auditorías como un trámite para obtener el “sello” y hacen todo lo posible por ocultar sus defectos, cumplir el expediente y engañar al auditor,  con el objetivo de  pasar la auditoría con los menos problemas posibles. En este caso las empresas están desaprovechando una inversión de tiempo y dinero en obtener un certificado sin perseguir el objetivo fundamental que debe ser la búsqueda de mejora de la empresa que le haga ser más competitiva y obtener mejores resultados.

En Cinde lo tenemos claro, el objetivo de cualquier certificación debe ser implantar sistemas que les permitan a las empresas establecer mecanismos de  control y mejora, ya sea en materia de gestión, seguridad, medioambiental, etc., y la consecuencia la obtención de un certificado que nos lo avala, y no al contrario, que es como muchas organizaciones lo tienen planteado.

Por |2018-06-28T08:45:30+02:00junio 28th, 2018|Negocios, Normalización|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.