Como desarrolladores de software online, una de las preguntas con las que nos solemos encontrar tanto por parte de clientes, como en ponencias y cursos que hemos impartido es si «la nube» es segura. Aunque la pregunta es sencilla no es tan fácil de responder, pero vamos a abordar el tema desde un punto de vista práctico valorando los pros y contras de este recurso tecnológico.

Voy un plantear un símil que dada la situación actual puede ser un poco polémico, pero no obstante, no deja de ser una buena comparativa:

 

«¿Guardarías tu dinero en un banco?»

Hay muchas razones por las que las personas guardan su dinero en un banco, destaquemos algunas de las más importantes y veamos también los contras:

  • Seguridad: Es uno de los motivos principales para muchas personas. Guardar el dinero de forma física supone grandes e incontables riesgos que no voy a enumerar aquí ya que entiendo que todos somos conscientes de ello.
  • Disponibilidad: Podemos disponer de él casi en cualquier momento desde distintas ubicaciones geográficas.
  • Medios: Podemos utilizarlo digitalmente incluso desde nuestro terminal móvil (Tiendas online, transferencias y pagos electrónicos, suscripciones digitales y un largo etc.)
  • Contras: Dependes de terceros. Aunque la ley vela por nuestros derechos es innegable que se han dado situaciones en las que los consumidores se han visto afectados por una mala administración.

 

Pues salvando las distancias, con la información en «la nube» ocurre algo muy similar, eso si, con una gran diferencia; tu puedes tener una copia de seguridad física de esa información. Veamos una comparativa con el ejemplo anterior:

 

«¿Guardarías tu información en la nube?»

  • Seguridad: Mantener tu información en la nube es mucho más seguro que almacenarla en un dispositivo físico. A lo largo de nuestra breve historia informática, millones de empresas en el mundo han perdido información por mantenerla de forma local (Muchos servidores mantienen copia de su información en un lugar geográfico remoto en caso de pérdida del servicio). Desde robos e incendios hasta errores de discos duros y sustracción de datos. Tanto es así que las grandes empresas invierten un gran porcentaje de sus rendimientos en asegurar su información.
  • Disponibilidad: Antes necesitábamos desplazarnos a una ubicación específica para acceder a la información (bibliotecas, centros de información, nuestra propia oficina…). Sin embargo, gracias a «la nube» podemos acceder a ella desde cualquier lugar en cualquier momento.
  • Medios: Gracias a la tecnología actual podemos acceder a la información desde la mayor de los dispositivos actuales que tengan conexión a internet. Las ventajas son obvias e innumerables, sobre todo en un entorno cada vez más frenético y competitivo.
  • Contras: Dependes de terceros. Aquí la ley es más problemática dado que no existe una ley global para internet, pero cada día se avanza más en esta línea y las sanciones y responsabilidades son más altas y estrictas a la hora de regular los servicios que se prestan.

 

Pero como decía con anterioridad, hay una GRAN DIFERENCIA. Muchas empresas en la actualidad están apostando por crear su propio software en «la nube» para poder tener un mayor control sobre el mismo y con la posibilidad de tener al mismo tiempo una copia de su información de manera física. Esto ofrece una gran ventaja respecto a la pérdida del dinero en un banco; hay una copia. Ya sé que muchos pensaréis «ojalá pudiera copiar mi dinero», pues lamentándolo mucho no es posible, pero si puedes hacerlo con la información de tu empresa. Y que no se os olvide; la información es dinero.

En nuestro caso las empresas que trabajan con nosotros almacenan su página web, aplicación, etc, en un servidor contratado para ellos y pueden hacer una copia exacta de la información de la que disponen en la nube. Esto les permitiría en caso de pérdida del servicio volver a restaurarlo todo con bastante facilidad y continuar el trabajo por dónde lo dejaron, llegando a poder evitar pérdidas catastróficas.

Sé que queda mucho en el tintero y que hay muchos más detalles a analizar a la hora de decidir si es conveniente que tu empresa translade el uso de su información a la nube. Por eso te recomiendo que, si estás interesado en este tema, busques información y asesoramiento al respecto sobre las soluciones más convenientes a la hora de proteger tus datos. Ten en cuenta que, mantener tu información protegida, no es sólo una necesidad sino una obligatoriedad desde el punto de vista legal como indica la LOPD y la LSSI.

Empresas como la nuestra ofrecen asesoramiento en este tipo de casos. Si estás interesado en que realicemos un análisis en profundidad de tu caso y aclaremos tus dudas, puedes contactar con nosotros a través de nuestra web o nuestro correo electrónico: info@cinde.es